Sin perro ni flauta

Imagen de una protesta en la ciudad canadiense de Vancouver.

ARTÍCULO DE OPINIÓN

La Fundación del Español Urgente (Fundéu), que tiene como objetivo el buen uso del idioma en los medios de comunicación, se ha apresurado a recoger el término perroflauta. Así, tal cual; en redonda y junto. La fundación recomienda que se emplee para referirse a un tipo de persona, habitualmente joven y con aspecto descuidado, que puede verse como un hippy en su acepción más moderna. El sustantivo compuesto se emplea para designar a aquellos que “suelen llevar perros y tocan la flauta”, pero la misma Fundéu reconoce que el término ha trascendido su significado original y se utiliza en muchas ocasiones de forma despectiva para referirse a cualquier joven con aspecto desaliñado. De modo que los periodistas, amantes de las etiquetas, ya sabemos cómo escribir perroflauta.

Me fijé ayer en el aspecto de los manifestantes de Madrid y vi pocos perroflautas. La mayoría, como ocurre también en Barcelona o Santa Coloma, no son unos guarros ni llevan perro ni tocan la flauta. Algunos ni siquiera son jóvenes. Los políticos harían bien en actuar con la misma celeridad que los miembros de la Fundéu para sacarnos de esta crisis de nunca acabar o paliar sus consecuencias. No vale decir que esperan las propuestas de los indignados, porque se trata de un movimiento amplio, poco organizado, y éstas tardarán.

Pero todo el mundo sabe de qué estamos hablando. Los expertos dicen que faltan cinco años para salir del túnel, que no hay sustituto al sector del tocho y que las empresas solventes se asfixian por falta de crédito. Entretanto, todos los días se cercenan los derechos de la mayoría de ciudadanos: restricciones laborales y ERES por todas partes. El estado del bienestar se reduce con recortes contantes en los campos de la salud y la educación. En cambio, vemos que el Gobierno no actúa contra los verdaderos causantes de la crisis. Ya no se trata de encarcelar a Botín, pero al menos se pide no seguir pisoteando a los más débiles. Es urgente, por ejemplo, aprobar una ley hipotecaria que evite que los desahuciados sigan pagando una casa cuando ésta ya ha sido embargada por el banco, ¿a qué esperan, ¡Dios Santo!? El conjunto de las cuestiones apuntadas han creado un descontento enorme entre la población, que se expresa de las maneras más diversas: indignados, anti-desahucios, votos en blanco, abstencionistas, xenófobos…

El sociólogo francés Alain Touraine advierte que hay una ruptura total entre el ciudadano y el político. “Hay menos distancia –afirma- entre un político de izquierdas y un político de derechas que entre un político de izquierdas y un ciudadano de izquierdas”. 

Los jóvenes se sienten abandonados, y los mayores, también (eso no justifica la violencia en el Parlament). Es razonable que haya gente que se pregunte por el papel del Estado (Gobierno, Generalitat, Diputación y Ayuntamiento), que se supone que debe de corregir las anomalías del mercado y velar por el bienestar del conjunto de la ciudadanía. Si no hace eso, ¿para qué sirve? No propongo abolir el Estado, si no reformarlo y dotarlo de alma y grandes oídos para escuchar los gritos de la gente común y corriente (no adscritos a ningún movimiento ni partido). ¿Por qué creen que fracasan en Europa los gobiernos socialistas? Porque se distancian de sus votantes, celosos de los logros sociales. ¿Y las cajas de ahorro? Porque quieren hacer de banco y se olvidan de su labor social. ¿Por qué ha perdido el PSC la mayoría absoluta en Santa Coloma? Por lo mismo. Se alejó de la realidad y, cuando pasó lo que pasó, en vez de coger un bisturí suministró tranquilizantes.

En unos días se anunciará un pacto de Gobierno municipal para los próximos cuatro años, en los que los xenófobos estarán al acecho para seguir capitalizando el descontento. Los firmantes del nuevo acuerdo hablarán de gobernar el Ayuntamiento con más eficacia, transparencia y participación, así como de combatir la corrupción. Pero, el pacto fracasará si ellos y el resto de administraciones del Estado no dan una respuesta verdadera al hartazgo de muchos ciudadanos. La mayoría, sin perro ni flauta.

Anuncis

Quant a Jordi Corachán
Periodista

5 Responses to Sin perro ni flauta

  1. Miguel says:

    Sr. Corachán, me a legra ver, que los que hace pocos días eran unos violentos, hoy son gent que plantea, que existe, una falsa democracia, lo plantea de muchas formas diversa, por que los indignados no es un partido, pero refleja lo que desde hace años viene denunciando algunas entidades de nuestra ciudad y porque no decirlo Gent de Gramenet.
    Gent de Gramenet si tener ni querer representa a la asamblea de indignado, en que muchas personas estamos integrado en este movimiento plural, venimos denunciando en nuestra ciudad, en que los medios de comunicación nos tengan censurados, que existe, otras formas de hacer política, no solo en la teoría si no también en la practica, este es el motivo, que hoy Gent de Gramenet tiene 2 concejales.

    El Gobierno que Ud. insinuá que hará los socialista, con ICV-IUa y CiU, no es nuevo en esta ciudad, la época de la especulación ya formaba gobierno, solo recordar que el caso Pretoria según costa comienza en el 2003 o 2001.
    Este pacto de esta naturaleza, no, nos debe sorprender, lo que sorprende es que en campaña se diga una cosa y después se hace otra, y no debe sorprender, que haya indignado que digan que dichos políticos no le representa.

    Como Ud. no menciona a Gent de Gramenet, que también esta en la oposición, quiero hacer publica
    su primera petición en sus primer pleno, esto no se ha dicho en los medios de comunicación, ¿porque?.
    http://www.gentdegramenet.cat/index.php/articles-dopinio/73-gent-de-gramenet/208-gent-de-gramenet-reclama-un-ple-dinvestidura-obert-i-participatiu

    Como el camino se hace andando, Gent, uno de los compromisos es sacar la política, a las plazas, para que sea transparente. Sabemos, que los que tienen los privilegios o chupan del vote, nos dirán de todo, a estos, solo decirle, que no se preocupen que estamos curados.

    Para Terminar, yo estuve también en la manifestación, sentir una sensación inmensa, como una marea humana salían de muchos puntos del área metropolitana, para ir, todos juntos a la
    plaza de Catalunya.

  2. José Manuel Martinez (Un ciudadano corriente) says:

    Querido amigo. No malgaste su tiempo en querer concienciar a los politicos. Que razon tiene el sociologo frances ese del que habla en su reportaje. Tengo la sensacion que la alcaldesa no va a poder cambiar nuestra situacion, creo que esta pagando demasiadas hipotecas, o hace una renovacion a fondo o esto se va al garete. Spu persimista porque hace dos años que estoy en el paro y cada vez veo el panorama más negro. Suerte tengo de mis padres.

  3. Juan Coma says:

    Buena foto y buen articulo. Felicidades !

  4. Maiyte Alvarez Sanchez says:

    Ese juego de palabras tan rico en nuestro vocabulario español….

  5. Sandra Champiñón says:

    Me encanta la fotografía del amor en el fragor de la batalla. Fuera malos rollos.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: