Hacia el poder total (2a. parte)

ARTÍCULO DE OPINIÓN 

En mi vida profesional solo me han colgado el teléfono una vez. Fue el otro día en Santa Coloma. Si hubiera sido una conversación personal no la contaría. Lo explico porque la persona que actuó de esa forma tan airada y poco razonable tiene entre sus obligaciones servir a los ciudadanos y atender adecuadamente a los periodistas, aunque no piensen como él. Cuando eso pasa, el primer sentimiento es de ofensa grave; después, de tristeza, y luego, de resignación. 

Cuando a uno le dan una bofetada telefónica pierde un poco la objetividad. De modo que entre Carles Mestres March y yo hay ya algo personal. Si ese señor en vez de ser director del Área de la Alcaldía trabajara en la Nestlé lo hubieran puesto de patitas en la calle. Mestres se comportó como si fuese el propietario de la empresa o el capataz de un rancho.

Lo telefoneé para quejarme de las difamaciones que el portavoz de PxC hacía de un periodista. Le recriminé que como responsable de la hoja l’Ajuntament Informa hubiera autorizado ese libelo. Me contestó que no podía coartar la “libertad de expresión” de nadie. Le dije que en el Ayuntamiento estaban pasando cosas que jamás habían pasado, que los plenos son peor que un plató de Tele 5, que ha habido hasta una agresión. En ese punto le salió la ira y, tras gritar que no tenía la culpa, colgó.

Yo no soy “ningún santito”, como me dijo Esteve Serrano cuando le trasladé mi disgusto. Entiendo que algunos artículos pueden no gustar, pero de eso a la pérdida del respeto hay un abismo. El respeto es la frontera de la civilización y la cultura; la línea roja que no hay que cruzar en aras de la buena convivencia y la salud democrática.

Este incidente carecería de interés sino fuese porque demuestra la concepción que tienen algunos de la información (control) y de la política (más control). Pese a la oposición de PP, ICV-EUiA y CiU, Núria Parlon (PSC) nombró a Mestres en el pleno de enero del 2010, en el que prometió transparencia tras lo de Pretoria. Venía rebotado de Gavà, después de pasar por l’Hospitalet. Su control de las publicaciones de La Farga mereció la intervención en el 2005 del Sindicat de Periodistes. Meritxell Borràs (CiU) lo calificó de “comisario político” y declaró que había vuelto “la censura al más puro estilo del No-Do franquista”.

En Santa Coloma preferiría que El Mirall y Gramenet 2.0 no existiesen, y por eso los combate. Querría que la población recibiera solo la información narcotizante y partidista directamente en vena, a través de la hoja informativa municipal: Santa Rosa tendrá una pista de hielo para mitigar los calores del verano y a los abuelos de Singuerlín se les subvencionarán los bastones para que puedan subir la cuesta del Anselm de Riu (que no hay paro ni lío en Gramepark). Y aquí paz y después gloria, como sugiere la alcaldesa en sus artículos semanales (le recuerdo la novela de George Orwell, 1984). Y el resto de partidos que se lo hagan mirar. Eso, aquí y en la Conchinchina, tiene un nombre: propaganda. Propaganda y mala baba.

Jordi Corachán (artículo publicado en el número 83 de El Mirall)

Hacia el poder total (1a. parte)

Advertisements

Quant a Jordi Corachán
Periodista

3 Responses to Hacia el poder total (2a. parte)

  1. Joan Casas says:

    Aquest és el pa que s’hi dóna a Santa Coloma des de fa temps. Gràcies per perdre la innocència.

  2. Alex López says:

    Molt interessant la segona part de l’article. Ja sabem tots lo partidistes que són algunes persones del nostre Ajuntament.

  3. Antoni de l'Hospitalet says:

    Els hi recomano que parlin amb la diputada convergent Meritxell Borràs . Estarà encantada de parlar amb vostès, ja veuran, no perdran el temps.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: