Una noche en el Hotel Ibis

Redacto este reportaje desde el bar del Hotel Ibis. En la mesa de al lado, una pareja rusa estudia a dónde ir con ayuda de un mapa.  De fondo se escucha el Bon Dia dels Pets, en la emisora de televisión Rac 105. En la recepción acaban de sobrevivir a la marabunta de primera hora. Casi todo el mundo se ha ido a ver la Sagrada Familia. La mayoría son matrimonios con niños rubios; turistas de Francia, pero también de Italia, Gran Bretaña, Rusia… y algún que otro español. 

He dormido en la habitación 519, tras pagar por adelantado 65,90 euros por alojamiento y desayuno. Quería visitar el hotel de forma anónima desde que lo inauguraron hace un par de meses. Lo hice la tarde del miércoles después de haberle hecho la reserva por teléfono a un hombre amable llamado Jorge. Y, en líneas generales, la experiencia fue muy positiva.

Promoción de Santa Coloma

El establecimiento trata de ejercer de hotel de Santa Coloma, pese al hechizo que ejerce Barcelona sobre sus clientes. En el vestíbulo hay un expositor con tarjetas de bares y restaurantes colomenses: Lluerna, Isalba, Nara, La Tagliatella, Les Tannines, Enriqueta, La Lola y La Rambleta. Y junto a los diarios El País y La Vanguardia, hay un montón de ejemplares de la revista de El Mirall. Pese a ello, los turistas preguntan a los empleados solo por locales y monumentos de Barcelona. Es probable que falte una guía de Santa Coloma o una hoja informativa que explique la buena oferta gastronómica de nuestra ciudad (algo más amplio que una simple tarjeta), así como de los lugares de ocio, como el Parc del Besós, y los culturales, como la Torre Balldovina… Más promoción turística de Santa Coloma en definitiva.

Escribo este reportaje y observo a un italiano en recepción. Tiene unos 60 años y dice que quiere comer cocina catalana auténtica. La directora Neus Arrébola le recomienda varios restaurantes de Santa Coloma y, luego, de Barcelona, sin demasiado éxito. “Quiero algo típico, rural, auténtico”, le recalca con voz sonora. Después de varias consultas, la responsable del hotel lo manda a un restaurante de El Figaró. “¿Es auténtico?”, insiste. “Sí, está en el interior. Es cocina típica catalana”, afirma la directora.

Está bien el hotel, pese a que entré con mal pie. Me explicaré. Tras abrir la puerta de la habitación noté que pisaba agua. Era una nevera y había un chaco enorme. Encendí la luz y vi que provenía del aire acondicionado, que ronroneaba en el techo y no paraba de gotear. No pedí cambiar de habitación, quería experimentar qué me deparaba la noche. Puse la papelera debajo de la gotera,  sequé el chaco con una toalla de los píes y moderé  la temperatura.

No obstante, pese a ese accidente, si alguien desea recomendar el Hotel Ibis a un familiar o  amigo puede hacerlo sin problemas. Quiero decir que es el único problema que he tenido. Por lo demás, me causó una buena impresión.

Buena cama y grandes vistas

La habitación es sobria, casi espartana, pero tiene lo fundamental: una buena cama. Dos frascos de champú es todo lo que ofrece de aseo. No tiene cepillo de dientes, ni esponja para los zapatos, ni minibar. Si uno tiene sed puede subirte una botella de agua de medio litro por 1,75 euros. Pero, lo cierto, es que todo está limpio y las sábanas están blancas y no esconden sorpresas. Y la habitación ofrece unas vistas sensacionales de Santa Coloma; mágicas, diría.

Nunca me gustaron del todo los Cúbics y menos aún la polémica que generaron, pero ahora creo que la ciudad debe de sacarles el mejor provecho posible. El hotel es un buen paso. Es modesto, dos estrellas, pero cubre perfectamente las necesidades de una familia corriente o el de cualquier profesional que no busque lujos. Y, lo más importante, pone a Santa Coloma en el mapa, aunque sea a la sombra de Barcelona.

Leyendo y escribiendo me he quedado solo en el bar. En la tele echan ahora un videoclip de las Spice Girls. No soporto a Victoria Beckham, Sorry! Así que cierro el ordenador y recojo mis cosas. Al pasar por recepción digo un adiós genérico, y la directora me para preguntar: “¿Ha estado a gusto en el hotel?” Le contesto afirmativamente y le cuento el incidente con el aire acondicionado. “Hemos abierto hace solo dos meses y aún estamos ajustando cosas”, dijo. Puso cara de contrariada y traté de arreglarlo: “Pero, el desayuno ha estado bien. Buen jamón y los cereales eran kellogg’s”.

Abre sus puertas el primer hotel de Santa Coloma

 

Advertisements

Quant a Jordi Corachán
Periodista

5 Responses to Una noche en el Hotel Ibis

  1. Sara Vaquero says:

    Vacaciones ena Santa Coloma, no está mal la idea y que todo te lo den hecho. La verdad es que he leído con curiosidad el tema, porque paso cada día por eelante y algunas veces me he preguntado qué tal estaría. Lo de la cama es casi definitivo, y las vistas también me agrada. A ver si un día mi marido se anima.

  2. Toñi Gómez says:

    Hacía falta. Ahora tenemos la Pensión San Justo y el hotel Ibis. Yo también he visto salir muchos turistas. A ver si el ayuntamiento, los comerciantes y todos en general sabemos aprovecharlo.

  3. Puri says:

    Pués si, hacía falta un espacio como este. Ahora, por fín, no habrá excusas para alojar a las famílias que, cada vez, de manera más habitual, son desahuciadas de sus casas por problemas económicos y que, forzosamente se quedan en la calle porque las instituciones públicas no le dan una solución. Seguro que, una vez alojados los turistas, quedaran muchas habitaciones vacías para acoger a estas famílias y, seguro que a l’Ajuntament, le harán unos precios muy asequibles.
    Si va a ser así, en verdad será una buena notícia.

    • Eduardo Sanchez says:

      El hotel Ibis esta muy bien para acoger a posibles familias desahuciadas pero para ello espero que los pisos que no ha vendido el ayuntamiento por medio de gramepark los utilice para este fin que es mas ventajosos.
      Esperemos que el hotel no sea solo centro para pernoctar de los turistas y sea la base para conocer nuestra ciudad y sus grandes encantos.

  4. Neus says:

    Ha sido un placer leer su articulo y tenerle como huésped.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: