El padre de un chico del Fondo pide que se aclare su muerte

  • “Manita tráeme ropa. A ti, al papi y a Arileda os quiero mucho”, dejó grabado antes de morir
  • El médico de la Presó de Joves sostiene que se ahorcó con los cordones de los zapatos

“Manita tráeme ropa. A ti, al papi y a Arileda os quiero mucho”. Estas fueron las últimas palabras que pronunció Wandi Ferreira, de 21 años, antes de morir. La frase quedó grabada en el contestador del teléfono de su hermana, que vivía con él en el barrio del Fondo. A partir de ese momento nadie sabe a ciencia cierta qué pasó. 

El padre, Faustino Ferreira, de origen dominicano, no se cree la versión oficial (en la foto de Albert Garcia, de Directa, junto a la hermana y una amiga) . La muerte ocurrió la madrugada del miércoles al jueves. Los Mossos d’Esquadra de Santa Coloma lo trasladaron a la Presó de Joves por orden del juez, tras su detención por una supuesta violación de domicilio. Ingresó en el módulo de Preventivos y a las 5 de la madrugada apareció ahorcado, colgado de la litera con los cordones de sus zapatos.

“Tenía la marca en el cuello”, declaró el padre, Faustino Ferreira, a Gramenet 2.0. Para él no existen dudas de cómo murió. En cambio, rechaza la posibilidad de que Wandi se suicidara: “Tenía unas inmensas ganas de vivir y había pedido ropa. No encaja con el suicidio, ¿no cree?”. Agrega que Wandi tenía un hijo que va a cumplir 4 años.

Sin embargo, el médico forense extendió un certificado de defunción en el que subraya las lesiones alrededor del cuello como compatibles con el suicidio, además de pequeños hematomas en la espalda, brazo y pierna. Para el director de la Presó de Joves y el Departament de Justícia el asunto está claro, aunque sostienen que han abierto una investigación interna que afecta a los funcionarios que estaban de guardia.

Dolor entre los dominicanos

La muerte de Wandi, también conocido por Neno, ha causado conmoción entre la numerosa comunidad dominicana del Fondo, ya que familiares suyos regentan el restaurante caribeño El Tronco, del pasaje Irlanda. Ahora, en este establecimiento se efectúa una colecta para tratar de reunir los 6.000 euros que cuesta trasladar el cadáver a la República Dominicana.

La noticia corrió enseguida por las redes sociales. En un principio, se dijo que Wandi murió de forma violenta en la comisaría de los Mossos de Santa Coloma y más recientemente en la prisión de Quatre Camins. La versión oficial sostiene que Wandi se ahorcó, hipótesis admitida en un principio por una parte de la familia, y que el padre rechaza. Y la familia ahora se pregunta: ¿Por qué le dejaron los cordones?

Anuncis

Quant a Jordi Corachán
Periodista

3 Responses to El padre de un chico del Fondo pide que se aclare su muerte

  1. Ramon Bueno says:

    Creánme si les digo que no tenia noticias de la existencia de un artista o grupo o lo que demonios sea llamado FANGORIA.
    Veo, no sin asombro, el debate (bien es verdad que con un número muy escaso de participantes) que ha provocado la decisión de contratarlos para la Festa Major y se me antoja exagerado que hasta el director de esta página (de quien espero respete la integridad de este escrito) haya dedicado un artículo de opinión propio al asunto. Claro que cada uno opina sobre lo que le parece (incluído yo).
    Pienso que es natural que haya vecinos de Santa Coloma muy satisfechos con la decisión de colocarlos en el cartel de la Festa y otros que estén disgustados. Afortunadamente no todos tenemos los mismos gustos. El año pasado o próximo o el siguiente seguro que cambian de posición unos y otros respecto a la satisfacción o disgusto por los artistas contratados.
    Los dineros que cuestan… bueno, no estamos en un tiempo de decisiones precisamente sabias. También ante esta decisión habrá más de una familia desahuciada que, legítimamente, verá crecer su indignación y sus miembros se interrogaran atónitos sobre el sentido de todo.
    Pese a este último y doloroso aspecto, me parece una polémica bastante banal y por ello no pienso dedicar ni un solo minuto a informarme sobre quien o quienes son. No me preocupa. Si sucede que el día que actuen caigo cerca del escenario, decidiré si me quedo o no a ver el espectáculo. Si no me gustan (y me temo que no me van a gustar), siempre puedo sumarme a otras propuestas de la Festa.
    Hasta aquí me da el tema. No tiene un excesivo recorrido.
    Lo que sí me preocupa y sí tiene recorrido y sí que daría para escribir algunos folios, es el caso de Wandi, también conocido por Neno. No escribiré “unos folios” aquí, pero permítanme unos apuntes.
    Se publica en esta misma página: un joven colomense de 21 años, Wandi, también conocido por Neno, padre de un niño de 4 años, es detenido por la policía por una presunta violación de domicilio e ingresa en prisión por orden judicial. A las pocas horas aparece en la celda ahorcado con los cordones de sus zapatos. Antes había pedido ropa limpia a sus familiares.
    A mi juicio, esto sí que merece opiniones. Pero no las tiene. Ni un sólo comentario ha merecido la noticia y, por supuesto, ningún artículo de opinión ni del director ni de ninguno de los articulistas habituales de esta página.
    Cuando afirmo que este asunto sí que da para escribir algunos folios, no me estoy refiriendo a los problemas de conciencia que, por lo menos a mí, me genera ser CONTRIBUYENTE de un estado en el que estas cosas pueden pasar. No me estoy refiriendo al pavor que me produce la posibilidad de que cualquier persona querida por mí, o yo mismo, pueda entrar en unos circuitos represivos del estado en los que estos sucesos son posibles. No me estoy refiriendo a las muchas preguntas y dudas que pueden surgir sobre el desarrollo de estos acontecimientos y sobre el posterior esclarecimiento de las correspondientes responsabilidades. No me estoy refiriendo a la preocupación por el papel jugado en el suceso (sea suicidio o no) por los funcionarios responsables de la custodia de Wandi (y subsidiariamente el estado). No me estoy refiriendo a lo poco que me cuesta imaginar la carita de ese niño que ha perdido a su padre o el dolor de la familia de Wandi (ven? Ya salió el demagogo que habita en toda persona de izquierdas…). No, no me refiero a eso.
    Cuando afirmo que este asunto sí que da para escribir algunos folios, me estoy refiriendo al miedo que me produce vivir en una sociedad (de la que esta página podría ser un reflejo) que, tras ser informada, muestra una indiferencia tan rotunda ante un hecho de esta importancia. Me estoy refiriendo a lo preocupante que resulta el hecho de que los poderes del estado ante estos acontecimientos no sean sometidos a una crítica ciudadana tan feroz, pongamos por caso, como la contratación (o no) de FANGORIA para la Festa Major. Me estoy refiriendo a los peligros que tiene para una sociedad y para la civilización, que la “opinión pública” mire para otro lado cuando por acción u omisión de los poderes públicos, pudieran haberse vulnerado derechos esenciales de cualquier ciudadano…
    Wandi ha muerto en unas dependencias del estado en la que debía estar custodiado debidamente y no disponer de correas ni cordones ni cualquier otro objeto susceptible de ser utilizado con intención de autolesionarse (así lo ordenan los protocolos carcelarios). A pesar de ello Wandi que, en tanto que detenido era responsabilidad del estado, ha muerto en unas dependencias del estado, de nuestro estado.
    Wandi, su hijo y su familia no han merecido en este medio interactivo (que es uno en los que se ha publicado la noticia de su muerte) ni una sola palabra de compasión o solidaridad de lectores o redactores. Les aseguro que esto me produce un estremecimiento terrible.
    En la misma página en la que está la noticia de la muerte de Wandi sin un solo comentario, hay una encendida polémica, con los consabidos insultos e incluidos sesudos artículos de opinión, sobre la conveniencia o no de la contratación de FANGORIA para la Festa Major y una firme reclamación de las explicaciones que debería dar el ayuntamiento sobre el asunto.
    Sencillamente obsceno. Estamos más jodidos de lo que cabía imaginar.
    ¡ VISCA LA FESTA MAJOR!

  2. Pedro Manuel says:

    Le felicito por su sensibilidad, pero creo que no pensaría lo mismo si se hubiese informado un poco en la barriada del Fondo sobre Wandi, que era un perla.
    Lamento su muerte como la de cualquier ser humano y pido que empapelen a los funcionarios de la carcel si hubo negligencia. Si todo estuviera tan claro hubiese habido un escándalo monumental, no le parece? Esperemos haber que dice la justicia.

  3. ali says:

    estimado ramón, lamentablemente vivimos en un mundo de zombies inhumanos; y nos permitimos considerarnos inteligentes… la única esperanza es el cambio consciente dentro de uno mismo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: